Perfil del Auditor

Rol del Auditor en la Sociedad.

La  Auditoria es el proceso que efectúa un Auditor al examinar los Estados Financieros realizados por una sociedad económica, con el propósito de emitir un juicio y/o una opinión profesional sobre la realidad de dichos Estados Financieros  y por la cual la describe en un documento formal llamado Dictamen. El Auditor emitirá este documento con las demostraciones si una parte importante de los Estados Financieros presenta errores de exposición  no puede someterse a una auditoria. En el caso de no existir limitaciones ni reservas a la razonabilidad general de los Estados Financieros del cliente, se denomina un dictamen “limpio” o sin salvedades.

El objetivo de la Auditoria consiste en apoyar a los miembros de la empresa en el desempeño de sus actividades. Para ello la Auditoria les proporciona análisis, evaluaciones, recomendaciones, asesoría e información referente a las actividades revisadas.

Perfil del Auditor.

Las características de un auditor constituyen uno de los temas de importancia en el proceso de realizar una auditoria administrativa dentro de una empresa, ya que en el recae la responsabilidad de practicarla y lograr los resultados necesarios para proponer las medidas necesarias para elevar el desempeño de la organización que ha optado por este recurso.

La calidad y el nivel de realización de la auditoria dependen en gran manera del profesionalismo y carácter del auditor, así como de su comprensión de las actividades que va a revisar; elementos que involucran el vínculo de conocimientos, habilidades, destrezas y experiencia necesarios para que realice su trabajo con cuidado y competencia.

En relación al conocimiento que debe tener el auditor, es conveniente que esta persona tenga una preparación adecuada con los requerimientos que ésta exige, pues eso le permitirá relacionarse de manera natural con los componentes de estudio que de una u otra manera se emplearán durante su desarrollo. Es recomendable apreciar algunos de los siguientes niveles de formación:

  • Formación académica: Estudios a nivel técnico, licenciatura o posgrado en administración, informática, ingeniería en sistemas, contabilidad, derecho, relaciones internacionales, etc...
  • Formación complementaria: Instrucción en la materia obtenida a lo largo de su vida profesional a través de conferencias, talleres, seminarios, foros o cursos.
  • Formación empírica: Conocimiento resultante de la implementación de auditorias en diferentes instituciones, con o sin contar con un grado académico. Entre los conocimientos idóneos del auditor para ayudar a la preparación y realización de la auditoría destacan: Finanzas, Liderazgo, Costos, Sistemas y Procedimientos, Comercio Internacional, entre otras.

Una actualización continúa de conocimientos sobre todo en el ámbito

de los negocios, permitirá al Auditor tener una madurez necesaria para realizar su función de forma sabia y justa.

Las habilidades y destrezas que pueda poseer el profesional, van a ayudarlo a desenvolverse con naturalidad frente a los obstáculos que puedan presentarse con sus pares o superiores. Entre esas habilidades que debe tener se pueden nombrar las siguientes: actitud positiva, saber escuchar, mente analítica, capacidad de negociación, iniciativa, facilidad de trabajar en equipo, etc.…

Una de las características fundamentales que se debe considerar en un Auditor, es la experiencia laboral y/o personal que tenga, ya que de eso depende en gran manera su trabajo a realizar.

A lo que se refiere de las responsabilidades del profesional, el auditor debe realizar su trabajo utilizando todo su conocimiento en la auditoría, para evaluar los resultados y presentar los informes correspondientes. También es necesario que se mantenga libre de impedimentos que le resten credibilidad a sus juicios ya que esto garantizará el valor necesario a su participación.

Es necesario señalar que los impedimentos que normalmente se pueden enfrentar los auditores son: Personales y Externos.  Los personales se refieren a circunstancias que recaen en el auditor y que,  pueden afectar su desempeño como las siguientes:

  • Vínculos personales, profesionales, financieros u oficiales con la organización que se va a auditar,
  • Relación con instituciones que interactúan con la organización,
  • Ventajas previas obtenidas en forma ilegal.

Y los externos están relacionados con factores que limitan al auditor,

al tratar de llevar a cabo su función de manera precisa y objetiva como:

  • Dificultades con los encargados de cuentas del cliente,
  • Presión injustificada para propiciar errores inducidos.

En estos casos el auditor tiene la obligación de informar a las personas

correspondientes para que tomen cartas en el asunto.

La ejecución del trabajo en un auditor, puede estar destinado como auditor interno o externo. El auditor interno se encuentra como parte de la organización en gestión, y en donde tendrá un papel importante ya que deberá ser capaz  de responder retos de acuerdo a la visión de la organización. Una de las ventajas es que tendrá un conocimiento profundo de su lugar de trabajo, como también de sentirse apoyado  por sus compañeros, pero las desventajas también pueden perjudicar su procedimiento como poder manejar los reportes de avance y resultados a su conveniencia  y como el compromiso de no afectar a sus compañeros. En el caso de un auditor externo su participación es valiosa ya que tiene una apreciación objetiva de los hechos además de estar limitados en el tiempo de realización de la auditoria. Su ventaja es que tiene experiencia en el campo de trabajo, y a la vez de contar con un equipo especializado en la materia, pero sin duda cuenta con factores que muchas veces retrasan o empañan su labor, como por ejemplo sentirse ajeno al personal de la organización (como se había señalado antes), y lo que origina muchas veces  a percibir solo sus expectativas.

Todo lo anteriormente señalado, servirá para que el auditor tenga su función establecida dentro de la sociedad y cumpla de buena forma algunas de las siguientes obligaciones y/o objetivos:

  • Estudiar la misión, objetivos, políticas, estrategias, planes y programas de trabajo y de la organización en cuestión
  • Adquirir la información necesaria para evaluar la función  y certeza de los procesos, funciones y sistemas utilizados.
  • Obtener y analizar registros contables.
  • Definir los métodos de operación y los sistemas de información.
  • Detectar evidencias e incorporarlos a los papeles de trabajo.
  • Proponer los sistemas administrativos y/o las modificaciones que permitan mejorar la organización
  • Revisar flujo de datos y sus formas.
  • Evaluar los registros contables e información financiera.
  • Diseñar y preparar los reportes de avance e informes de una auditoria.

En fin, el auditor debe saber transar con sus pros y  contras para realizar su trabajo, ya que de el depende saber si la administración de los recursos fue fidedigna o razonable.


 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 31 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: